Senadores

Las noticias por municipio


Contrapapel / Edoméx / Texcoco

Doña Cari, la partera de Texcoco que recibió miles de niños; dedicó más de 50 años a partería tradicional


Las parteras tradicionales en México, son parte de un oficio antiguo que con el paso de los años ha ido desapareciendo.

Doña Cari, la partera de Texcoco que recibió miles de niños; dedicó más de 50 años a partería tradicional

Cultura › Estado de MéxicoTexcoco

Municipios › Lidia Luna

Texcoco, Estado de México, a 19 de julio de 2019

La partería es una práctica que abarca la atención y orientación a las mujeres durante su embarazo, el parto y el puerperio, así como la atención que recibe el recién nacido.

Las parteras tradicionales en México, son parte de un oficio antiguo que con el paso de los años ha ido desapareciendo.

Caridad Corredor Venegas, originaria de San Miguel Tocuila, Texcoco tiene 85 años de edad y ha dedicado más de cincuenta años de su vida a la partería tradicional.

La señora Caridad recuerda que "había un médico que era partero de Cuautlalpan y fue quien me enseño a atender partos cuando el iba a atender a una señora, me dijo ponte guantes y me enseño los centimetros de dilatacion y muchas cosas para atender a las señoras"

Caridad Corredor se encontraba en su localidad cuando atendió a la primer mujer, "llegaron dos señoras para pedirme que fuera a ver a una señora que había dado a luz en la mañana y no había arrojado la placenta, hice lo que me dijo el medico y con la gracia de Dios todo salió bien".

Las parteras atendieron los nacimientos de los mexicanos hasta la década de 1940, y desde los años 50, por políticas públicas se impuso que los partos fueran atendidos por médicos y enfermeras en centro de salud.

También conocida como "Doña Cari" se hizo famosa en su pueblo cuando la gente se entero de su trabajo, " empezaron a buscarme y también de otros lugares , revisaba a la señoras y las atendía en todo".

La señora Caridad rememoró que en 1973, María Esther Zuno esposa del entonces presidente de la República Luis Echeverría, convocó a todas las parteras del país por medio de la Confederación Nacional Campesina.

"La esposa del presidente nos mando a llamar porque México ocupaba el primer lugar de mortandad y ella decía que por falta de asepsia, y solo 54 fuimos seleccionadas para hacernos un examen para ver como trabajamos".

Por lo que tras pasar la prueba, las parteras fueron trasladadas a un hospital en donde recibieron capacitaciones por médicos para atender los partos de mejor forma, y posteriormente tomo otros cursos en donde les obsequiaron materiales para atender los partos.

Poco a poco la señora Caridad fue dándose a conocer y atendió miles de partos en su comunidad y localidades cercanas a Texcoco como, Tepetitlan, Chiautla, La Magadalena, Santa Cruz, San Felipe, San Diego, Santa Catarina del Monte, entre otras.

"De los últimos partos que atendí fue hace como año y medio en Tijuana y hace un año aquí, cuando estaban haciendo el aeropuerto ", indicó la partera.

En su trabajo utilizó principalmente, sus manos, tijeras, pinzas, gazas, alcohol, y otros elementos que son indispensables para atender un parto.

Finalmente, "Doña Cari" refirió que "Me siento agradecida con Dios y la mayor satisfacción de ser partera fue ver nacer muchas vidas, ayudar a la gente con tantos niños

Actualmente , 94.5 por ciento de los mexicanos nace en hospitales y la mayoría bajo procedimientos sobre medicalizados como las cesáreas.

Además, en la actualidad las parteras tradicionales se preservan en comunidades indígenas, principalmente en estados del sureste mexicano.

Continúa leyendo


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor