Senadores

Las noticias por municipio


Contrapapel / Edoméx / Texcoco

En Chapingo, inminente renuncia del rector


El STUACh no tiene las puertas cerradas en el gobierno, Sergio Barrales, con humildad, o quién ocupe su lugar debería tomar de aliado al sindicato para salir rápido del pantano en el que se encuentra.

| Luis Ortiz Valdés * | Desde todotexcoco.com
En Chapingo, inminente renuncia del rector

Universitarias › Estado de MéxicoTexcoco

Nacional › Luis Ortiz Valdés *

1.- Es inminente la renuncia del Rector de Chapingo.
Para llegar a un razonamiento de este tipo se necesitan premisas básicas, y las hay suficientes: la primera es que el gobierno ya le cerró las compuertas a Chapingo para la solución de la huelga, esto quiere decir que no le darán ni un peso más; además el gobierno ya sabe que el consejo cepilla el dinero que es para los trabajadores; la segunda es que el consejo (HCU) ya abandonó a su suerte a dicho rector, no puede tomar un peso para dar a nadie estando en huelga; la tercera es que la huelga fue ratificada el día de ayer con abrumadora mayoría, que la lleva a su fase II; la cuarta es que entra en cuarentena dicho rectorado, 40 días que no podrá hacer lo que debe hacer: resolver la huelga; la quinta, cuando te cierran la compuerta el efecto es que sube la presión de aquello que deja de fluir: ingreso, promoción, permanencia, egreso de alumnos, además de una campaña de suspirantes para el relevo casi a la vuelta de la esquina; la sexta es el karma: Barrales ha sido sistemáticamente clasista en contra de los trabajadores, les ha dicho de todo y de lo peor, una de ella es que ve a los trabajadores como piojos en su cabeza, les dice: ’sangran a la universidad’, ¿Qué es eso para un rector?
Con estas premisas caben algunas preguntas: ¿A qué te quedas?, ¿A qué te sabe la cuarentena del final de tu periodo?, ¿Te gusta nadar de muertito?, ¿Entiendes que ya el daño a la institución eres tú? Ante estas premisas el razonamiento es la inminente renuncia, para resaltar el honor, la dignidad, la mesura; dice el acta que crea a la ENA, si hay otro mejor que yo, que venga y que lo haga.
2.- Las aberraciones actuales de la UACh.
Hay un hecho real que no se ha calibrado adecuadamente. Con los gobiernos panistas (2000 – 2012) Chapingo podía hacer lo que se le antojara, pleno periodo neoliberal, sin correr ningún riesgo: el gobierno necesitaba legitimidad. Con el gobierno priísta (2012 – 2018), podía servirse con la cuchara grande, pleno periodo de la corrupción: Chapingo podía parecerse al gobierno en turno: efecto espejo, sin el menor recato: ese gobierno también necesitaba legitimidad. El momento actual ya cambió, la inercia no. Ese es el detalle. El gobierno actual (2018 – 2024) no sólo no necesita legitimidad, está incluso sobrado de ella: el gobierno actual puede hacer con Chapingo lo que se le antoje sin la menor preocupación: como abandonarlo, por cepillo, por 6 meses.
En este momento hasta la autonomía ganada está en dudas, la fracción VII del artículo tercero no está garantizada, por omisión o por comisión estará en el debate próximo. Esa autonomía era su mejor escudo de la universidad.
3.- La huelga de Chapingo entró ya a fase II.
La huelga de Chapingo de 2019 corre la suerte de la huelga del año 2009, diez años después, entran ambas a fase II. Fase II quiere decir que has obtenido ya un triunfo económico, pero vas por un triunfo estratégico. En 2009 el gobierno de la república le dijo al sindicato, STUACh: ’Púdrete con tu huelga’, y la hizo efectiva, no se andan con metáforas. (Los de los 6 meses que le dicen a Barrales es de caricatura) En aquella huelga de 2009 entró al quite el gobierno mexiquense, dijo: ’ya vimos que los dejaron solos’, de ese apoyo de quienes gobernaban en ese momento el Estado de México nació la homologación, la retabulación, y las gestiones decisivas para la cláusula 122 del CCT UACh – STAUACh, igual que ahora, la autoridad aprovecha la huelga de uno para resolver también la agenda del otro. La intuición anunciaba que serían gobierno, y fue preciso en 2012 se hicieron gobierno. El triunfo estratégico es la ratificación de la homologación / retabulación que entran dentro del derecho constitucional establecido en el artículo 123 de la CPEUM.
Cada que hay cambios de estilos de gobierno el STUACh se estresa. Con el gobierno panista el sindicato estaba en su terreno fértil: bonos que se multiplicaban al 100% a cambio de formarte en el banco, únicamente. El gobierno panista era muy franco, sencillo y traslúcido en su política laboral, decía: ’Te compro tu huelga’ y eso se aprende fácil y rápido. Con el cambio al estilo priísta el estrés se hizo presente: quitó los bonos, pero dijo te lo pongo en el salario, pidiendo el ajuste de los documentos básicos del trabajo: y dijo te doy un adelanto para que veas que es real la oferta.
Con el nuevo gobierno ocurren muchas cosas: el nuevo gobierno no le entiende a esto de la negociación, tener reservorios de dinero para resolver contingencias laborales, por ejemplo. En el reparto del dinero tienen prioridad los que no trabajan, los que ya trabajaron, y los que están trabajando que se jodan a seguir trabajando para darle a los otros. Este gobierno no necesita legitimidad, le sobra para muchos años. El actual gobierno se le ve como alternativo: que diseña o improvisa diversas alternativas para atender lo que ya es contingente.
4.- La renuncia necesaria.
La UACh necesita la renuncia del rector para poder regresar a la normalidad, que otro más hábil le dé cause al conflicto de huelga. El STUACh no tiene las puertas cerradas en el gobierno, Barrales, con humildad, o quien ocupe su lugar debería tomar de aliado al sindicato para salir rápido del pantano en el que se encuentra.
El H. Consejo Universitario requiere una buena sacudida, que dejen ya de manipular al interior y al exterior de ese órgano. Su posición clasista, ya no es acorde a los nuevos tiempos, por lo contrario le puede desatar la lucha de clases al interior. Al gobierno de la república le queda clara la discriminación, la segregación y el clasismo interno.
A prepararse todos para un triunfo estratégico del sindicato.

—————————————————————
Luis Ortiz Valdés* Ing. agrónomo con especialidad en Sociología Rural (UACh). MC en Planeación y Desarrollo de la Educación por la UAM_X. Dr en Educación Agrícola por el Instituto Interamericano para la Cooperación Agrícola (IICA_UACh) Ex Secretario General del STUACh. Ex Regidor 8° del H. Ayuntamiento de Texcoco, México.

Continúa leyendo


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor