Senadores

Las noticias por municipio


Contrapapel / Edoméx / Texcoco

Experta recomienda no comer alimentos crudos en vacaciones


No comer alimentos crudos si se va de vacaciones a la playa o alguna otra ciudad es fundamental para no llevarse ’sorpresas’ en Semana santa o en Pascua.

Experta recomienda no comer alimentos crudos en vacaciones

Salud › Estado de MéxicoTexcoco

Estados › Edomex

Por Jacqueline Ramos

México, 14 Abr (Notimex).- No comer alimentos crudos si se va de vacaciones a la playa o alguna otra ciudad es fundamental para no llevarse ’sorpresas’ en Semana Santa o en Pascua, señaló María Teresa Estrada García, del Departamento de Biomedicina Molecular del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados (Cinvestav).

En entrevista con Notimex, la especialista indicó que se deben consumir alimentos asados o bien hervidos, y resaltó que niños y adultos mayores son los grupos de población que pueden ser más vulnerables de padecer enfermedades diarreicas o de algún otro tipo, por lo que pidió poner atención especial en ellos.

Otro tema de la mayor importancia es evitar sobre todo en las zonas con mucho calor como la playa, la sobreexposición al Sol, porque las personas se deshidratan.

En general, expuso, recomendamos a la gente, si va a la playa, se abstenga de consumir mariscos crudos, porque éstos filtran y dejan dentro del estómago de las personas, bacterias que normalmente están libres en el agua de mar y el marisco las concentra porque las ingiere.

Reiteró que no es recomendable consumir mariscos crudos como los ostiones y las almejas, ni en temporada vacacional ni en ningún otro momento.

Si se va a consumir vegetales crudos, apuntó, se debe estar seguro de que están desinfectados de manera adecuada. Es preferible, no dárselos a los niños ni a los adultos mayores.

La comida debe prepararse con higiene, no debe permanecer fuera del refrigerador y debe consumirse el mismo día, sobre todo si se va a la playa, porque hace mucho calor estos días del año y se echan a perder.

Cuando la gente sale de vacaciones, expuso, los males más comunes a los que se expone son a las infecciones diarreicas. Es muy común, dijo, porque las personas están acostumbrados a algunos de los microorganismos que existen en el lugar donde viven, pero cuando van a un sitio nuevo, se enfrentan a nuevos organismos unicelulares.

La especialista aconsejó que en caso de darse una enfermedad diarreica, no se debe intentar parar, porque el organismo está tratando de deshacerse de algo que es tóxico, por lo que recomendó ir al doctor y en el ’inter’ rehidratarse a base de suero o con agua de limón con sal y azúcar.

Estrada García afirmó por otra parte, que la sobreexposición al Sol y la deshidratación puede ser muy grave para adultos mayores y niños.

Por ello, aconsejó llevar en la bolsa o en la maleta un protector solar, que debe aplicarse cada media hora, sobre todo en esos grupos de edad. ’Es preferible ir a la playa tarde o muy temprano. Toda la familia debe usar protector solar’.

Desafortunadamente, expuso, a las personas les gusta ir a la peor hora del Sol; no se ponen protector solar y creen que estar debajo de un sitio que los cubre es suficiente, cuando de todas maneras están recibiendo la resolana y el calor.

Lo más adecuado, sugirió, es evitar la hora del Sol intenso, principalmente los niños y adultos mayores, ya que se ha incrementado el cáncer de la piel.

Pidió que en los lugares con mucho calor la gente use manga larga, ropa de algodón y, de manera muy importante, si se van a meter a nadar, ponerse bloqueador solar de manera constante (cada media hora). De hecho, abundó, debe aplicarse desde que uno se baña por la mañana, para que se absorba.

Si van de campamento, señaló, se debe tener cuidado con animales ponzoñosos. Hay lugares donde existen víboras o alacranes, y las personas que viven en una ciudad no están acostumbradas a lidiar con ello.

Recalcó que ’cada vez se acampa menos, pero si se hace, hay que estar consciente de ello. Y, si se piensa internarse más en el lugar, conseguir sueros antialacrán y antiviperinos’.

Asimismo, sostuvo que las personas que viven en la ciudad no están acostumbradas a muchas actividades que normalmente los pobladores del campo o del bosque realizan.

-Fin de nota-

NTX/JRR/LCH

Continúa leyendo


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor