Senadores

Las noticias por municipio


Contrapapel / CDMX / Álvaro Obregón

Religiones en México, una amalgama sincrética en constante movimiento


A punto de cumplirse 500 años de la fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz, lugar donde se asentó la primera iglesia católica en México, hoy cerca del 83 por ciento de la población profesa esta religión en el país, aunque con un importante desplazamiento a otras religiones o al ateísmo

Religiones en México, una amalgama sincrética en constante movimiento

Foto: Notimex

Religión › Ciudad de MéxicoÁlvaro Obregón

Nacional › Staff

Por Erick Galicia Lozano.
México, 3 Feb (Notimex).- A punto de cumplirse 500 años de la fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz, lugar donde se asentó la primera iglesia católica en México, hoy cerca del 83 por ciento de la población profesa esta religión en el país, aunque con un importante desplazamiento a otras religiones o al ateísmo.

Esta cifra cobró importancia en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud que se realizó del 22 al 27 de enero en Panamá y la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, celebrada del 18 al 25 de enero.

En dichos encuentros, la participación ha comenzado a disminuir respecto a otros años, según se ha planteado en redes sociales como la de Novus Tradi en Facebook con el hashtag #EditorQuoPrimum, resultado de los factores políticos, sociales y culturales que enfrenta actualmente el mundo.

En el caso de México, de las tres principales religiones (la cristiana, la judía y la musulmana), la primera continúa siendo la principal, no obstante, en los últimos años se ha registrado un importante desplazamiento de la población hacia otras religiones o creencias.

De acuerdo con la observación y el análisis de especialistas como el teólogo José Antonio Pagola, esta situación es el resultado de un vacio producido por una evangelización sin espíritu, en donde pareciera haber un gran contraste entre lo que se predica y lo que se hace.

En su publicación ’Una nueva oración para una nueva evangelización’, el presbítero destaca que ’Sin el Espíritu, el trabajo pastoral se convierte fácilmente en actividad profesional, la evangelización en propaganda religiosa, y la acción caritativa en servicio social’.

Ante ello, uno de los principales retos que enfrenta actualmente la Iglesia Católica es ’volver a hacer vida’ lo que predica, sobre todo en un mundo donde la sociedad demanda respuestas tangibles y coherentes tanto en política como en espiritualidad.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), hasta 2010 el 82.7 por ciento de la población se había declarado católica (8 de cada 10 personas), sin embargo, de 92.9 millones de personas, el 9.9 por ciento se había reconocido con una religión diferente, mientras que 4.7 por ciento se declaró atea.

Este censo también reveló que alrededor de 67.4 mil personas practicaban el judaísmo, mientras que la población musulmana llegaba a tres mil 760 personas.

No obstante, en los últimos años un importante numero de personas había comenzado a desplazarse hacia la religión del Islam, de manera que para el año 2015 se estimaba que los seguidores del Corán habían aumentado hasta 250 por ciento respecto del año 2000, cuando había mil 500 a cerca de cinco mil 260.

Al respecto, investigadores como la antropóloga cultural del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Camila Pastor de María y Campos, han revelado la complejidad de este fenómeno, el cual es difícil de estimar debido a que ’muchas personas se adhieren a esa religión y luego la abandonan’, es decir, son practicantes en tránsito.

A ello se suman otros fenómenos sociales y culturales como el incremento de la gente que se ha inclinado por las corrientes del New Age y que lejos de ser propiamente dicho una religión o doctrina, resulta ser una mezcla de varias creencias que incluso rescatan pensamientos mágicos de culturas ancestrales.

Para tener una idea de como la religión ha evolucionado en México, el INEGI determinó desde 2010 cuatro niveles básicos para poder clasificar y registrar los diferentes credos que se practican en el país, de manera que se divide en: Credo religioso; Grupo religioso, Denominación religiosa y Sociedad religiosa.

Cabe señalar que, a partir de esta clasificación, algunas religiones se ubican en el segundo o tercer nivel, como en el caso de pentecostales, evangélicas, cristianas e hinduistas.

De esta manera, de los credos religiosos se identifican tres grupos denominados: credo cristiano, otros credos y sin religión, los cuales a su vez se subdividen en grupos religiosos.

Así tenemos que del credo cristiano hoy en México se identifica por orden de creyentes en: la iglesia Católica, la Ortodoxa, las Protestantes históricas o reformadas, las Pentecostales/evangélicas/cristianas y las bíblicas diferentes de evangélicas.

En la gama de otros credos se encuentran las creencias de Origen oriental, la Judaica, la Islámica, el New Age o nueva era, Raíces Étnicas, Espiritualistas, Otros movimientos religiosos, y Cultos populares; y finalmente está el grupo sin religión, que no se dijo adepto a ninguna creencia.

De la religión predominante en el país, la cristiana, existe hoy cinco grupos principales encabezados por la iglesia católica, seguidos por la iglesia ortodoxa, las iglesias protestantes históricas o reformadas, las pentecostales evangélicas cristianas y las bíblicas diferentes de evangélicas.

Tan solo del grupo católico existen 87 denominaciones de las que se pueden mencionar las más conocidas como los agustinos, los carmelitas, clarentinos, maronitas, franciscanos, guadalupanos, mercedarios, pasionistas, entre otros.

A su vez de los ortodoxos existen 14 denominaciones entre los que se encuentran los cristianos tradicionalistas, la iglesia católica apostólica ortodoxa, la iglesia católica ortodoxa griega, y la apostólica ortodoxa del patriarca de Moscú, por mencionar algunas.

De los protestantes el INEGI tiene identificados 11 denominaciones entre los cuales están los bautistas, calvinistas, luteranos, metodistas, presbiteranos, la iglesia anglicana/episcopal, la anabautista/menonita y la metodista.

Del grupo de pentecostales se tienen registrados 31 denominaciones entre los que están el ejército de salvación, discípulos de Cristo, la iglesia cristiana evangélica pentecostal, la iglesia de Dios, y la unión nacional de iglesias evangélicas pentecostales, entre otras.

Finalmente, de las cristianas evangélicas sin sustento se identifican ocho denominaciones y de las bíblicas diferentes de evangélicas están tres, la de adventistas del séptimo día; la iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días y los testigos de Jeová.

A estos grupos predominantes se suman las congregaciones orientales consideradas en otros credos como las de origen oriental, entre las que están 10 denominaciones, como el budismo, el confusionismo, el hinduismo, el hare Krisna y el zoroastrismo.

Del grupo judaico se identifican solo los movimientos sincréticos judaicos neoisraelitas y el judaico, mientras que del grupo islámico existen las denominaciones: islámica, chiíes, jariyismo, sunies, y sufismo.

Están además el grupo de New Age con al menos 12 denominaciones de las que destacan: Ágora, Comunidad del Arco iris, Cuarto Caminio, espiritualidad Nueva Era Metafísicos Cristianos y Nueva Acrópolis.

A ellos se suman las escuelas esotéricas con nueve denominaciones de las que las más conocidas son: ciencia esotérica, gnosticismo, masonería, metafísica, ocultismo y rosacruces.

Desde luego, están también los grupos que continúan practicando sus raíces étnicas y entre las que el INEGI tiene registradas 12 denominaciones como el chamanismo, mexicáyhotl, movimiento confederado restaurador de la cultura de Anáhuac, origen afro, rastafaris, religiones indígenas y Toltecáyotl, entre otros.

Están además los espiritualistas con 13 denominaciones; seguidas de otros movimientos religiosos con al menos 19 denominaciones y los cultos populares con al menos cinco denominaciones.




Continúa leyendo


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor